fbpx Alimentos saludables para los dientes | Salud dental | Clínica Rubianes

En Clínica Rubianes te explicamos cuáles son los alimentos más saludables para los dientes

24/07/2020
salud dental

La salud dental es un aspecto que todos debemos cuidar. Los expertos indican que no basta con realizar el cepillado constante y acudir a revisión, sino que es fundamental tener en cuenta la nutrición. En este artículo, en Clínica Rubianes te explicamos qué alimentos son más recomendados para mantener una buena salud dental y cuáles hay que evitar.

Alimentos saludables para tus dientes y tu salud dental

En términos generales, podemos afirmar que la mayoría de productos que son beneficiosos para el organismo lo serán también para los dientes. Sin embargo, vamos a especificar un poco más para que sepas cómo construir tus futuros hábitos alimenticios. 

En primer término, los lácteos son una opción a la que deberías darle más protagonismo. Son ricos en calcio, lo que fortalece los huesos, pero también los dientes. De igual forma, contienen caseína, una proteína que repara el esmalte dental. Dentro de este grupo de alimentos encontramos la leche, el queso y los yogures sin azúcar.

De la misma manera, el té verde y el negro tienen increíbles propiedades para nuestra boca y todo el cuerpo. Sus antioxidantes y sus bacterias evitan que la placa se adhiera a los dientes, evitando la caries y otras enfermedades. Asimismo, son ricos en flúor, que protege el esmalte dental. 

Considera también productos que requieran mucha masticación, ya que es una especie de entrenamiento para fortalecer la dentadura y eliminar la placa bacteriana de los dientes. En este sentido, el alimento ideal es la zanahoria, si bien podemos encontrar también las manzanas y otras frutas similares.

En cuanto a los pescados, el salmón puede ser tu gran aliado. Es muy rico en vitamina D y omega-3, que potencia la absorción del calcio que posteriormente ayudará a fortalecer la dentadura. Asimismo, otros alimentos para tener dientes sanos son los pescados azules por su alto contenido en fósforo, que protege las encías frente a dolencias como la gingivitis.

Las verduras de hojas verdes, por su parte, son ideales debido a su alto contenido en fibra. De igual manera, se genera mucha saliva al masticarlas, neutralizando el ácido presente en nuestros dientes. A este respecto, algunos ejemplos podrían ser la col, las espinacas, las coles de Bruselas, el apio, las acelgas o la rúcula.

De igual forma, las fresas son un superalimento en lo que a salud bucodental se refiere. Por un lado, estimulan la circulación sanguínea de las encías. Por otro, son ricas en xylitol, que elimina las bacterias que forman la placa dental. A su vez, la fructosa que contienen las fresas aporta azúcares sanos a nuestro organismo. 

Aunque puede que te resulte extraño, el chocolate también puede llegar a ser saludable. Sin embargo, no todo vale. Debe tener un alto contenido en cacao (al menos un 70 %), no tener azúcar y ser consumido en pequeñas cantidades. Su principal punto fuerte es que combate la caries gracias a sus agentes antibacterianos.

Otras frutas idóneas, bien porque reducen la placa o porque fortalecen la dentadura, son los arándanos (tanto los frescos como los deshidratados), la piña, el melón, la sandía y el kiwi. Recuerda que los nutricionistas recomiendan tomar unas 3 piezas de fruta al día, siendo 5 la cantidad máxima por su alto aporte de azúcar.

Alimentos perjudiciales para la salud dental

En contraposición a lo anterior, existen productos que no debes consumir en exceso si quieres evitar la caries o el mal aliento, entre otras afecciones y enfermedades bucodentales. No nos referimos a evitarlos siempre, sino a comerlos solo muy ocasionalmente y en cantidades pequeñas.

Primeramente, encontramos las bebidas ácidas. En este sentido, las bebidas isotónicas, los refrescos y los zumos presentan grandes cantidades de ácido y azúcar. Si quieres contrarrestar sus efectos, te aconsejamos diluirlos en agua para que sean menos perjudiciales. De igual modo, conviene optar por marcas sin azúcares añadidos o realizar los zumos de forma casera.

El hielo es, igualmente, otro producto que hay que evitar. Al masticarlo, agrietamos el esmalte y dejamos el diente expuesto. Una de las soluciones consiste en no morder los polos de hielo. A su vez, masticar otros alimentos muy duros provoca la misma función, así como abrir bolsas de alimentos con los dientes, una práctica muy común pero que puede perjudicar fácilmente nuestra dentadura. 

De la misma forma, los frutos secos duros son otro gran enemigo de la salud bucodental. Algunos como las nueces, las almendras o incluso el hábito de abrir pipas y pistachos con la boca provoca la rotura del esmalte. Además, si llevas un implante o prótesis dental, estos pueden acabarse dañando. En su lugar, córtalos en trozos más pequeños o tritúralos.

Probablemente ya lo sepas, pero los caramelos azucarados son uno de los productos más perjudiciales. Primero, porque al romperlos con los dientes estamos dañando la capa de esmalte. Después, porque su alto contenido en azúcar se pega a los dientes y se disuelve muy lentamente, provocando caries.

El café y algunos tipos de té (como el rojo) manchan los dientes y provocan mal aliento. Si acabas de someterte a un blanqueamiento, trata de mantener lejos estos dos productos. Si deseas seguir tomando café, algunos trucos para que manche menos pueden ser tomarlo menos caliente, tomarlo con pajita o enjuagar la boca inmediatamente tras beberlo.

Otros productos que provocan la tinción de los dientes son los zumos de frutas oscuras (frambuesas, moras, etc.), la remolacha (por su color oscuro también) y algunas salsas como el vinagre de Módena, la soja o el curry. Respecto a esto último, los expertos indican que casi todas las salsas provocan manchas en los dientes, incluido el kétchup.

Si bien antes hemos comentado que las frutas son beneficiosas, las que son ácidas pueden no serlo tanto. Algunas como la naranja, el limón, el pomelo o la lima provocan que los dientes se erosionen. Este mismo problema es el que presentan el vino y los alimentos que producen almidón. 


Cuidar tu salud dental empieza por una buena alimentación

En definitiva, cuidar tu dieta no solo provoca grandes efectos positivos en tu organismo, sino también en tu boca. Seguir una rutina de limpieza dental diaria, acudir al dentista de forma periódica y prestar atención a los alimentos que comemos, son los pasos para mantener una mejor salud dental. 

Desde nuestra clínica dental en Lleida, Clínica Rubianes, esperamos que este artículo te haya sido útil y consideres un cambio positivo en tu alimentación. Ante cualquier duda, puedes contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a mantener una sonrisa ideal. 

Entradas del blog relacionadas

21/01/2020
Tu sonrisa es tu carta de presentación. Pero, además, ¿sabías que al cuidar tu salud bucodental no...
19/12/2019
Estas navidades tenemos algo especial para ti. Desde Clínica Rubianes, especialistas en salud dental y estética...
24/09/2019
Si ya eres seguidor de nuestras Redes Sociales y estás al día de lo que pasa en Clínica Rubianes, seguro que ya...

TodoEstetica.com Copyright © 2019 Clínica Rubianes. Todos los derechos reservados.